Nuestro Pan Diario
20 Julio 2014

¿Sin importancia?

David H. Roper
LEA: Isaías 49:1-6
Porque los que menospreciaron el día de las pequeñeces se alegrarán… —Zacarías 4:10
Biblia en un año:
Salmos 26–28
Hechos 22

Suelo conocer personas que sirven en lugares y de maneras que consideran insignificantes. A menudo, las desanima la soledad y sienten que lo que hacen vale muy poco. Cuando las escucho hablar, pienso en uno de los ángeles del libro de C. S Lewis Más allá del planeta silencioso, que dijo: «Mi pueblo tiene una ley sobre no hablar de tamaños ni de números […]. Eso hace que reverencies las pequeñeces y pases por alto lo verdaderamente grande».

A veces, la cultura afirma que lo grande es mejor; que el tamaño es la verdadera medida del éxito. Una persona debe ser fuerte para resistir esta tendencia; en especial, si trabaja en un lugar pequeño. Pero nosotros no debemos «[pasar] por alto lo verdaderamente grande».

No es que lo números no importen (después de todo, los apóstoles contaban cuántos se habían convertido con ellos; ver Hechos 2:41). Los números representan seres vivientes con necesidades eternas. Todos debemos trabajar y orar para que una gran cantidad de personas entre en el reino, pero la autoestima no puede apoyarse en números.

Dios no nos llama a encontrar satisfacción en la cantidad de trabajo que hacemos para Él ni en el número de personas que forman parte de esa obra, sino a cumplir fielmente la tarea en su nombre. Servir a nuestro gran Dios con su fortaleza y de maneras pequeñas no es un trampolín hacia la grandeza; es la grandeza en sí.

Todo aquel que hace la obra de Dios como Él lo diseñó es importante ante sus ojos.


4 Respuestas a “¿Sin importancia?”

  1. Leticia dice: — Venezuela

    Gracias Padre Eterno porque todos tus hijos somos amados de igual manera por Ti. No tienes distingo ni discriminas en tu misericordia, todos somos iguales para Ti. Gracias por ese amor único e inigualable que sobrepasa todo entendimiento. Te amo mi Jesús!!!

  2. juanjo dice: — México

    Dios les bendiga, gracias a Dios porque por uno que se convierte de todo su corazón hay fiesta en los cielos, gracias porque por uno solo generaciones han sido redimidas, gracias Dios por amarnos, Bendito sea Dios, bendito sea el pueblo de Israel.

  3. Joan C dice: — Bahamas

    Padre Celestial, Te doy gracias por haberme traído a salvo a casa anoche. Yo sé que no soy nadie a los ojos de muchos, pero Señor, Te doy gracias porque Te preocupas por mí y piensas que soy importante. Y esto, querido Señor, es todo lo que necesito saber. Espíritu Santo, ayúdame a no mirar hacia abajo a nadie o creo que nadie es más importante que otro, sino saber que todos somos preciosos a Tu vista y que Tú valoras cada uno de nosotros lo mismo. Déjame continuar a trabajar en Tu viña, y para ver el valor de mi trabajo y cuidarlo como lo hace. En el nombre de Jesús oro. Amén.

  4. Antonio Cabrera dice: — El Salvador

    El dia de la pequeñeces, Gracias amado Dios porque sabemos que tu eres de pequeños detalles y te manifietas en ellos, Ayudame este dia Padre a trabajar en tu obra con humildad y deseo ferviente de exaltar tu nombre e infundir tu carácter en otros creyentes, dame sabiduria para tcoar el corazón de mis hermanos y animarlos a hacer tu voluntad. Gracias Abba Padre
    Bendiciones en este dia del Señor. si amen

Dejar un comentario


http://rbclatino.org/category/devocionales/nuestro-pan-diario/
http://rbclatino.org/2009/09/24/serie-tiempo-de-buscar/
http://rbclatino.org/category/estudios-biblicos/para-pensar/
http://www.publicacoesrbc.com/brasil/